Historia de España contada a las niñas

María Bastarós – Fulgencio Pimentel

Cuenta la leyenda que, 5 días antes de selectividad, una joven instada por su padre a cursar el bachillerato de ciencias, amenazó con estudiar una carrera de letras. Ante tal ultimátum, el padre le dio dos palmaditas en la espalda y,como camelo final, le regaló este libro a la frustrada Niña.

El padre, como anticipamos todas, no leyó la contraportada.

La Niña devoró el libro,quedó hipnotizada y-criaturita-así se lo transmitió a su padre, quien solamente pronunció «Hostia!Sale Robledo de Chavela!». Orgulloso de sus robustas y firmes raíces, el padre concluyó que la mención a su patria robledana bien, pero que El Resto no era Historia de España. 

La joven quiso escupirle al padre que no solo estudiaría letras sino que se iría de Erasmus a Beratón y compartiría habitación con Cloe -I really feel you, sister C-. 

Quiso gritarle que El Resto™ era LA Historia de España -ya lo creo, padre- que Ana y Mía, no son las inocentes representantes de España en Eurojunior, pero que cuando las Niñas hablaban con ellas por Messenger él leía en el Abecé la Verdadera Historia. 

Los cinco lobitos que tuvo la loba en tu cancionero españolísimo, padre, comparten un grupo de WhatsApp en el que hablan de reinoles, de una entre los 5 y de la puta pasada de viaje. Todo lo k cuenten es poco, padre. Porque todo lo que cuentan es Historia de España, pero hay que ser Niña para leer este libro. 

La chica, que estudió ciencias – porque qué ardua y paradójica tarea esa de honrar al padre (que no lo digo yo, lo dice Rosa Montero) – opina que María Bastarós ha tenido aún más arco de evolución que su personaje Lucy Clark, lo cual supone reventar el podio de la evolución, pero de eso hablará cuando otro día cite el último relato de su último libro con el que quedó trastornada una semana. No era eso a lo que venía en este post.

Desde entonces, la chica de ciencias recomienda compulsivamente a todo el que le pregunta qué leer (nadie) este caldo primitivo brillante y ácido de la Bastarós. Un consejo. Haced como el padre y no leáis la contraportada, la joven piensa que no hace justicia en absoluto a la genialidad del contenido.

Padre,estoy brillando con highlighter ¿No lo ves? 💅🏽

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *